martes, 18 de junio de 2013

LA LIMPIEZA: EL JABÓN Y LOS TENSOACTIVOS.

Continuando con esta fase teórica de los productos hechos en casa hoy quiero hablar sobre la limpieza de la piel usando jabones y tensioactivos; esto nos será de mucha ayuda para cuando queramos elaborar jabones caseros o jabones líquidos, geles de baño, champús, etc.

La limpieza y el cuidado de la piel.-

La limpieza del cuerpo es fundamental porque representa una defensa efectiva contra las enfermedades, pero el exceso del lavado y sobre todo el uso de productos demasiado desengrasantes y no fisiológicos pueden alterar el equilibrio natural de la piel, deshidratándola, irritándola, causando la producción excesiva de sebo y la formación de olores desagradables. Por tal motivo una limpieza fisiológica favorece al natural equilibrio de la piel y del cabello. Obviamente al hablar de limpieza fisiológica no estamos hablando de lavarnos solo con agua, ya que no es suficiente; la suciedad es de naturaleza grasa y el agua no es suficiente para removerla.  

Los tensioactivos llamados también surfactantes, anglicismo de  "surfactant" que quiere decir "Surface active agent" (agente activo de superficie); como su nombre lo indica son sustancias que influyen por medio de la tensión superficial en la superficie de contacto entre dos fases, generalmente dos líquidos insolubles uno en otro.  

En función de su dispersión en el agua, sea esta mayor o menor y de su mayor o menor estabilización en micelas o coloides, los tensioactivos se pueden emplear como emulsionantes, humectantes, detergentes y solubilizantes. 
Los tensioactivos son ingredientes fundamentales para la preparación de champús, geles de baño, y diversos productos destinados a la limpieza. Son sustancias con propiedades emulsionantes, espumógenas, detergentes y solubilizantes. Es decir que ademas de tener la capacidad de remover la suciedad de la piel permiten la micelización (proceso mecánico que crea partículas microscópicas de aceites, a través del cual se vuelven solubles en agua) o la solubilización de sustancias que de por si son incompatibles, como por ejemplo el agua y el aceite. 

Hoy en día los tensioactivos presentes en los cosméticos emplean micelas constituidas de moléculas con características químicas diferentes, llámese tensiactivos anfóteros, aniónicos, catiónicos y no iónicos, de esta manera garantizan la eficacia del producto y al mismo tiempo resultan mas delicados para la piel; ya que por su propia naturaleza los tensioactivos podrían resultar agresivos, sobretodo si son utilizados en exceso, porque ademas de remover la suciedad se llevarían consigo el film hidrolipídico de la piel. (Mezcla de sebo y sudor que forma una película sutil que recubre la parte exterior de la epidermis y que tiene la función de  barrera protectora de la piel).  Entonces, si un tensioactivo es agresivo y es utilizado en exceso en una formulación, ademas de limpiar la suciedad va a quitar también el film protector de la piel, dejándola indefensa y poco a poco hará que ésta sea mas sensible.

En todos los productos de higiene para el cuerpo y el cabello (con excepción del jabón) encontramos los tensioactivos, que como he  mencionado cumplen una función da lavado en la piel, que sirve de puente entre el agua y la suciedad. Los tensioactivos permiten la formación de una emulsión entre el agua y la suciedad que puede ser removida con el enjuague. Gracias a los tensioactivos se forma la espuma, que es la emulsión de agua y aire.   

El jabón no contiene tensioactivos porque se forma por la reacción del agua, la grasa y una sustancia fuertemente básica como la soda caustica (hidróxido de sodio).  El jabón mas famoso es el de Marsella, este jabón tiene un fuerte efecto desengrasante y esto lo hace ideal para la limpieza domestica, pero no para la limpieza de la piel, salvo que hagamos jabones en casa usando como base el jabón de Marsella y lo enriquezcamos con aceites hidratantes que permitirán el uso de éstos para la limpieza del cuerpo y de las manos, mas no del rostro.  ¿Por qué? Porque el rostro tiene un pH 5.5 y el jabón tiene un pH que va de 8 - 10, el pH medio de los jabones es 9; entonces al aplicar el jabón sobre la piel estamos alterando el pH natural del rostro, ya que estamos utilizando un producto con un pH bastante básico. El jabón es un tensioactivo de tipo aniónico con carga negativa. 

La saponificación- Tal y como mencioné líneas arriba el jabón se produce por la reacción del agua, la grasa y el hidróxido de sodio o también el hidróxido de potasio; a esta reacción se le llama saponificación. El jabón por sus propiedades detersivas sirve generalmente para lavar, ya que gracias a sus propiedades liposolubles e hidrosolubles, permite que la suciedad al mezclarse con el jabón se disuelva, y asimismo hace que la grasa se diluya en el agua. 

Tipos de tensioactivos según su origen.-
los tensioactivos son compuestos orgánicos que disueltos en agua favorecen la disolubilidad de la suciedad y éstos pueden ser:

  • de origen sintético.- Los Alquilsulfatos o los alquiletersulfatos que entran dentro de esta clasificación son  tensioactivos agresivos que pueden causar la irritación de los ojos y de la piel) Ej. Lauril sulfato de amonio, Lauril sulfato de amonio, coco sulfato de sodio, tridecil sulfato de sodio, TEA lauril sulfato, etc. 
  • de origen vegatal.  

Si queremos saber si un tensioavtivo es de origen vegetal o derivado del petroleo, simplemente tendremos que ver de cuantas "C" (átomos de carbono) esta compuesta la molécula, un número impar, por ejemplo C13, corresponde a un tensioactivo petroquímico en cambio un numero par, por ejemplo C14, corresponde a un tensioactivo vegetal. Esta regla no se aplica para los PEG que son todos derivados del petroleo.

Tipos de tensioactivos según su clasificación:
  1. Tensioactivos aniónicos.- Contienen una carga negativa en soluciones acuosas. Los mas discutidos por su agresividad sobre la piel son: el Sodium lauryl sulfate (SLS) (no recomendado para aplicación sobre la piel por ser demasiado agresivo para la misma), y el Sodium laurerth sulfate (SLES) el mas usado en las fórmulas de productos de lavado que encontramos en comercio. Debido a su acción desengrasante se utiliza en champús, jabónes liquidos, geles de baño, detergente para lavadoras, lavavajillas, etc.
  2. Tensioactivos catiónicos.- Contienen una carga positiva en soluciones acuosas. son generalmente sales de amonio cuaternario dotados de una acción humectante y bactericida. Usados en productos suavizantes textiles y mascarillas, bálsamos o acondicionadores para el cabello.  Son incompatibles con los tensioactivos aniónicos. Ej. Polyquaternium 7, Polyquaternium 10, etc.
  3. Tensioactivos no iónicos.- No tienen carga eléctrica por lo que no se disocian en soluciones acuosas.  Tienen un elevado poder emulsionante y detergente y no producen tanta espuma.  Son compatibles con todos los tensioactivos. Por su escasa agresividad son comúnmente usados en productos para niños. Los mas usados son: el coco glucoside, lauryl glucoside, decyl glucoside, caprylyl/capryl glucoside, entre otros.  No irritan la piel y son biodegradables.
  4. Tensioactivos anfóteros.- Dependiendo del pH tienen una carga sea positiva que negativa. Éstos tensioactivos atenúan o reducen la agresividad de los tensioactivos aniónicos, por este motivo son siempre acoplados en productos que contienen SLES en sus ingredientes. Tienen un poder detergente delicado y esto los hace indicados para el uso de toda la familia, niños y adultos. Los mas usados son la Cocamidopropyl betaine y el disodium cocoamphodiacetate.
¿Cómo debemos mezclar los tensioactivos para elaborar nuestros productos de higiene hechos en casa?
Para elaborar un producto de higiene hecho en casa debemos tener en cuenta diferentes aspectos y características, principalmente establecer lo que queremos preparar, un champú, un jabón líquido un gel de baño, de acuerdo a eso determinar el tipo SAL adecuado para cada tipo de producto y finalmente tener en cuenta lo siguiente: 
  • Poder detergente o fuerza de lavado.- Esta se determina por la sustancia activa lavante (SAL) o en ingles "active matter", que es diferente para cada producto.  Un champú para cabello graso necesita un desengrasante mas fuerte que un champú para cabello seco y un detergente íntimo necesita aun menos del poder desengrasante de un tensioactivo agresivo.
  • La espuma que queremos darle a nuestro producto.- Esto es proporcional a la sustancia activa de lavado, es decir el producto que mas espuma hace es el que mas lava y por ende será siempre un tensioactivo primario de tipo aniónico, como por ejemplo el SLES. Otro tensioactivo primario es el Sarcosinato (Sodium lauryl sarcosinate), que hace una espuma suave y en pequeñas bolas, luego tendremos que equilibrar la fórmula usando un tensioactivo anfótero que la suavizará. Ejemplo la Betaina, ésta da una espuma inestable y de bolas grandes, lo mismo sucede con el SLES. 
  • Que sea delicado para la piel.- En este sentido debemos usar tensioactivos delicados y menos irritantes que el SLES, éste tiene un fuerte poder desengrasante pero puede irritar la piel, salvo que sea acoplado a la Betaina, que lo hará menos agresivo y menos irritantes. 
  • Que sea delicado para los ojos.- Al respecto tengo decir que no existe un champú que no irrite los ojos, aunque existen muchos que se comercializan con este cliché, todos los tensioactivos son irritantes para los ojos, pero existen algunos que son menos irritantes que otros.  Por lo general si queremos que un champú o un desmaquillante no nos irrite los ojos, debemos usar un tensioactivo que en su ficha técnica indique que es menos irritante para la vista y asimismo debemos estar atentos al pH, que para la zona de los ojos es 7, pero va bien un pH de 6.5 a 7.  
  • La densidad.- Que un producto sea mas denso o mas liquido no hace que sea mejor o peor, es simplemente  una cuestión mas que nada psicológica, porque muchas veces pensamos que cuanto más denso sea el producto es  mejor.  Para adensar una sustancia podemos utilizar los tensioactivos mas densos, por ejemplo la formula mas usada en comercio SLES + betaina + sal o la formula usada por los cosméticos bio: Sarcosinato a un pH 5, ya que éste se espesa cuando llega a pH 5, pero debemos estar atentos a la hora que agregamos sustancias lipofilas como las fragancias o los aceites esenciales, ya que en general ningún tensioactivo sostiene los aceites y a la hora que agreguemos por ejemplo la fraganzia, si la agregamos  en exceso, nuestro producto pasará de denso a liquido.  Asimismo podemos usar la goma Xantana o la goma guar si queremos un producto aún más denso o también otros productos modificadores reológicos indicados para detergentes. 
  • El olor.- debemos elegir las fragancias que mas nos gusten o de lo contrario aceites esenciales. 
  • El color.- podemos escoger los colores que queramos utilizando los colorantes alimentarios. 
Dependiendo del producto que queramos elaborar tenemos que tener en cuenta el porcentaje de SUSTANCIA ACTIVA LAVANTE (SAL) O ACTIVE MATTER.
  • SAL detergente íntimo 10%
  • SAL champú 10 a 15 %
  • SAL gel de ducha 18 a 20 %
  • SAL baño de burbujas 20 a 25%
Para calcular la  SAL de cada tensioactivo tenemos que recurrir a su ficha técnica que nos indicará el porcentaje de su sustancia activa lavante o "active matter"  y multiplicarla por la cantidad que utilizaremos por cada tensioactivo. Por ejemplo:
  • Sarcosinato o Sodium Lauroyl Sarcosinate conocido en uno de sus nombres comerciales como Maprosyl  tiene una SAL de 29 
  • Betaina tiene una SAL de 30 - 36
  • Sodium Cocoamphoacetate (and) Glycerin (and) Lauryl Glucosid (and) Sodium Cocoyl Glutamate (and) Sodium Lauryl Glucose Carboxylate tiene una SAL de 30
  • Lauryl glucoside tiene una SAL de 50 - 53
  • Coco glucoside 51 - 55
  • Decil glucoside 51 - 55
  • Coco-glucoside and glyceryl oleate 50 - 55
¿Cómo formular la SAL o active matter?
Hipotéticamente usaremos:
20 gr de decyl glucoside 
12 gr de coco glucoside

Para obtener la formula de SAL o active matter tenemos que multiplicar 20 gr de decyl glucoside por su formula de SAL propia que según la tabla de arriba oscila entre 51 - 55, en este caso usaremos el valor medio que es 53 y 12 gr de coco glucoside por su valor medio de SAL que es  53 (51-55).

Entonces:
Decyl glucoside = 20x53  =  1060
Coco glucoside = 12x53   =   636

Sumando ambos resultados obtendremos el porcentaje de SAL:  1060+636= 1696.  Que convertido en decimales, es decir dividido entre 100 nos da como resultado 16.96. 
Así hemos obtenido la SAL de nuestro hipotético detergente que es 16%        

En resumidas cuentas la SAL nos permitirá medir la fuerza detergente de la sustancia que queramos preparar, que nos sirve para diferenciar si queremos elaborar un champú, un gel de ducha, un detergente íntimo, etc.  La SAL no quiere decir que un tensioactivo sea irritante o no.  Para elaborar un detergente sea cual fuera (hablando siempre de detergente para el cuerpo) debemos usar un tensioactivo principal como por ejemplo el sarcosinato, suavilzarlo con un tensioactivo anfótero  como la betaina y darle densidad con un tensioactivo no iónico como el Lauryl Glucoside.  Un mix de tensioactivos siempre es la mejor opción para obtener un buen producto. 


Y bueno esto es todo por hoy.  
A la próxima. 
 (\  /)
( ^.^ )
(")  (")
Erika Paola.






Publicar un comentario en la entrada